Adam’s Peak: Misión Imposible

Lo que tiene no planear e ir sin una guía de viajes de Sri Lanka, es que todo es posible, incluso perderse por el país, escoger fechas equivocadas para hacer según qué actividad o acabar haciendo kilómetros de más.

Y he aquí nuestra primera maratón de tren y autobús con el fin de llegar a una de las montañas sagradas de Sri Lanka: Adam’s Peak (historia del pico de Adán).

Nuestro recorrido empieza en un tren de Ella a Hatton (deshacemos camino) que nos toma cuatro horas y media. De nuevo en tercera clase, de nuevo el culo cuadrado y sin espacio para movernos. Tras este recorrido, nos esperan unas horas más en un autobús en el que entramos a codazos, que pretende llevarnos de Hatton a Nallathaniya – a los pies del Adam’s Peak.

Nunca llegamos a Nallathaniya en ese autobús. A unos 20 kilómetros de nuestro destino, hay tal tráfico en la carretera que es imposible avanzar. Autobuses, motos, coches, camiones, tuk tuks, personas caminando… se aglomeran en un camino que, para que os hagáis una idea, sería un solo carril en muchos otros lugares del mundo y que, sin embargo, aquí sirve de dos direcciones donde cientos de vehículos y personas quieren abrirse paso.

Hablando con una familia srilankesa en el autobús, descubrimos que no es una buena idea subir al Adam’s Peak en fin de semana, y menos aún en el día de la Poya. Lo que oís. El budismo sigue el calendario lunar, es decir,  el día de luna llena (cada 29 días) es festivo, se trata de un día y una noche sagradas, por lo que miles de personas vienen hasta este lugar a peregrinar y subir la montaña.

Después de horas totalmente parados dentro del vehículo y casi sin aire que respirar, decidimos bajarnos del autobús y recorrer los últimos kilómetros a pie, con las mochilas a cuestas. Aún albergamos la esperanza de poder alcanzar la cima al amanecer, así que dormimos unas 3 horas en un hotel a los pies de la montaña, y a las dos de la madrugada nos ponemos en marcha.

Nos miramos alucinados. Realmente hay mucha gente: ancianos, niños, monjes, familias enteras. En la subida hay paraditas de feria, de comida, de cachibaches, de dulces… a lado y lado del camino. Hay templos donde la multitud reza, se arrodilla, enciende incienso. También hay personas que duermen en el camino. Nosotros seguimos hacia adelante. Algo que nos inquieta es ver que los pocos turistas que nos cruzamos hacen el camino contrario al nuestro, como de vuelta. ¿Por qué será? – nos preguntamos. A los 40 minutos de haber empezado nuestro periplo, obtenemos la respuesta: nos encontramos con unos amigos de Barcelona. Nos cuentan que es imposible llegar arriba, que la cantidad de gente es tal, que a mitad de camino ya no se puede avanzar y que, por un momento, pensaban que tampoco podrían volver atrás.

Nos miramos, nos reímos, hablamos del día de la Poya y nos tomamos un té a las 3:30 de la madrugada en uno de los chiringuitos. No habremos subido a la cima, pero hemos contemplado uno de los días más folklóricos que se pueden vivir en Sri Lanka: toda una experiencia.

En un viaje no todo se puede planear. Porque aunque lo hagas, hay situaciones tan inverosímiles, tan inesperadas, tan alucinantes, que nadie más que tú puede encontrarlas y vivirlas. Eso sí, si queréis subir al Adam’s Peak, no lo hagáis nunca en fin de semana, y sobretodo, en el día de la Poya.

Por si quieres seguir leyendo:
Galle y Hikkaduwa Un lugar para perderse, enamorarse, inspirarse… un lugar donde parece que el tiempo se ha parado, y solo el vaivén del mar al otro lado de las altas m...
Sri Lanka para mochileros Ya hace un mes que dejamos atrás Sri Lanka. Y hoy queremos recuperar y compartir con vosotros algunas ideas, curiosidades, anécdotas, consejos… de las...
Las playas del sur de Sri Lanka: Unawatuna, Miriss... Después de nuestra odisea para llegar, y salir, del Adam’s Peak, decidimos que la mejor recompensa para descansar nos la daría las playas del sur de S...

14 Comments

  • Reply Helena 26 febrero, 2016 at 19:49

    Interesante debe ser…. pero me estrés a la cantidad de personas en el camino! no creo que intente subir nunca esta montaña. Fotos preciosas!

  • Reply Maria 26 febrero, 2016 at 22:23

    Que penita chicos! La bajada de Adams Peak a primera hora de la manyana es de kas cosas mas bonitas que he visto nunca. Seguro q akgun dia volveis a tener la oportunidad. Besos, y a disfrutarlo.

    • Reply admin 28 febrero, 2016 at 16:07

      Hola Maria!! Si que fue una pena…pero era totalmente imposible llegar a la cima…ríos de gente que ni en un Barça-Madrid….gracias por escribirnos!!un beso de los dos!!!

  • Reply Raquel 27 febrero, 2016 at 10:04

    Menuda aventura! Lo mejor no es el destino sino lo que te encuentras en el camino… Y eso es lo que habéis disfrutado…. Del camino! 🙂
    Contando las horas para el siguiente post!!! Queremos un vídeo de los momentos juntos!!! 🙂

    • Reply admin 28 febrero, 2016 at 16:10

      Tu lo has dicho Raquel! No se si yo lo llamaría disfrutar….en aquel momento, después de muchas horas de autobús (por supuesto, de pie y aglutinados) no lo veíamos muy claro…aunque ahora lo recordamos con una sonrisa!!! Los próximos post se están “cocinando” y el video también 🙂

  • Reply Mª Ángeles Pérez Sánchez 27 febrero, 2016 at 21:35

    Experiencia única y que siempre llevaréis dentro de vosotros. Emocionante aventura. Os seguiré hasta el final, merece la pena.

    • Reply admin 28 febrero, 2016 at 16:12

      Experiencia única sin duda Mª Ángeles…pero esto solo es el principio!! Gracias por tus palabras y por seguirnos, lo apreciamos mucho!! Un fuerte abrazo, Alba y Javi

  • Reply BEA 28 febrero, 2016 at 20:09

    El mejor post hasta el momento, ¡sin duda! En ocasiones las experiencias que a priori parecen menos fructíferas acaban siendo las más enriquecedoras. Mucha envidia sana!!!!

    • Reply darlavueltaalmundo 7 marzo, 2016 at 14:39

      Sin duda Bea ahora lo recordamos con una sonrisa y tienes razón, siempre y de todo hay que sacar algo positivo…y esta vez no será una excepción

  • Reply Patricia 2 marzo, 2016 at 15:54

    Chicos, y todo lo que estáis aprendiendo de cada imprevisto y nos hacéis vivir a nosotros!
    Buen Camino! (como se dice en mi otro Santiago)

    • Reply darlavueltaalmundo 7 marzo, 2016 at 14:40

      Estamos aprendiendo lo que no está escrito Patri….literalmente 😊
      Ya queda menos para Chile…

  • Reply Alex 3 marzo, 2016 at 19:00

    ¡¡Claro, el día de la Poya es un día sagrado en todo el mundo!! 😀 Supongo que habréis venerado este santo día, ya sea por la tradicción Srilanqueña o la Española 😉

    • Reply darlavueltaalmundo 7 marzo, 2016 at 14:42

      Jajaja!!Alex…tú eres un viajero de alta categoría y el día de la poya lo prácticas allá donde estés, sea luna llena o estés en Polonia de visita 😊

  • Reply Reggie Slovick 12 marzo, 2016 at 17:58

    The annual pilgrimage to worship at the summit temple is from December to May, but climbing can be done at other times of the year too. Adam’s Peak rises to 2250 meters and has roughlysteps to the top. A most rewarding experience is the spectacular sunrise, which should not be missed.

  • Leave a Reply