Kota Kinabalu

Tras la semana que habíamos pasado en la región de Sarawak, tomamos un avión hasta Kota Kinabalu, o como le llaman los locales, KK –Key Key-, la capital de Sabah, al noreste de Borneo. Antiguamente era conocida como Jesselton, pero ahora es el famoso Monte Kinabalu quien da nombre a esta ciudad.

Kota KinabaluNos recibió una urbe repleta de centros comerciales, de edificios altos, de anchas avenidas, de zonas en construcción… en convivencia con rincones sucios, callejuelas sospechosas, algunos niños que parecían abandonados y bastantes ratas campando a sus anchas. No fue imposible, pero sí un poco complicado encontrarle el encanto a Kota Kinabalu, sobretodo en una estancia que se nos alargó más de lo que esta ciudad podía ofrecernos.

Tuvimos bastantes días para explorar Kota Kinabalu, ya que descubrimos que prácticamente todo en la región de Sabah es más caro que en Sarawak, y que las excursiones que hacer por la zona son con tours programados, es decir, a través de una agencia y pagando precios que nuestro bolsillo no alcanzaba. Por este motivo, nos vimos un poco limitados de actividades y pasamos bastantes días en la ciudad, bajo un sol abrasador.

Descubrimos que lo que más se lleva son los mercadillos callejeros, diurnos y nocturnos. Les encantan ¡y a nosotros también! Nos volvimos unos auténticos fans del mercado principal Pasar Besar (abierto de 6 de la mañana a 6 de la tarde), donde en la planta de arriba hay decenas de puestecitos para comer a un precio muy económico. Muy cerca de éste, está el mercado Filipino (nocturno), donde humean sus parrillas de pescado, sus brochetas de pollo y donde más concentración de ratas vimos. Entre ambos, se encuentra el mercadillo de souvenirs, un entresijo de pasillos bien alineados con artesanías hechas a mano. En el exterior pueden verse hombres cosiendo a máquina y confeccionando nuevos diseños con telas usadas (como bolsos hechos con viejos tejanos). El mercadillo por excelencia es el que se celebra cada domingo por la mañana en la calle Gaya (de 6 de la mañana a 1 del mediodía). Esta zona -Gaya y las calles que la rodean- es una de las más populares de Kota Kinabalu, donde se concentran muchos negocios, restaurantes locales e internacionales y alojamientos económicos. A nosotros nos encantó esta zona.

Atkinson Clock TowerAdemás de corretearnos todos los mercadillos, visitamos las tres atracciones turísticas por excelencia de Kota Kinabalu: el Atkinson Clock Tower (es la torre del reloj que María Edith Atkinson construyó en 1905 en honor a su hijo Francis George Atkinson. Hoy día es el monumento más antiguo que se conserva en pie); el Signal Hill Observatory Platform (un mirador que consta de un par de balcones desde donde divisar la ciudad, aunque las vistas no son muy bonitas); y la Kota Kinabalu City Mosque (una mezquita flotante ubicada a 5 kilómetros del centro. Se puede ir andando, en autobús o haciendo autostop). Todas ellas son gratuitas. Eso sí, en la mezquita debes ir tapado completamente (las mujeres con el pelo cubierto). Si no vas vestido adecuadamente, en la puerta alquilan vestimenta apropiada por 5 ringgits (1,20 euros).

Tres de los días que estuvimos en Sabah, los dedicamos al Tunku Abdul Rahman Park, un parque nacional formado por 5 islas: Mamutik, Sapi, Manukan, Gaya y Sulug. Fue lo mejor que hicimos durante nuestra estancia. Eso sí, nunca fuimos en fin de semana, ya que los sábados y domingos es cuando más cantidad de gente hay y nos recomendaron que lo evitásemos. 

Para llegar hasta las islas fuimos a Jesselton Point, donde nos informamos de precios y horarios. Los barcos zarpan desde las 8,30 de la mañana hasta las 12 del mediodía aproximadamente. El regreso es desde la 1 del mediodía hasta las 4 de la tarde. Suelen tardar unos 30 minutos. Se puede elegir visitar solo una isla o hacer un combinado de varias (no es recomendable hacer más de 2 en un día, de lo contrario no da tiempo a disfrutarlas). El precio varía en función de las islas que vayas a visitar: 23 ringgits por 1 isla, 33 ringgits por 2 islas, 43 ringgits por 3 islas. Además, hay unos costes fijos que siempre hay que abonar: la tasa del embarcadero son 7,5 ringgits, la entrada al Tunku Abdul Rahman Park son 10 ringgits (se paga una sola vez independientemente de cuántas islas vayas a visitar en un día). Y si quieres alquilar el equipo de snorkel son 10 ringgits el día -tanto en el puerto como en las islas. En resumen, si vas a pasar el día a una de las islas te saldría por 40 ringgits por persona (9 euros) o 50 ringgits (11,3 euros) con equipo de snorkel.

Mamutik IslandNosotros escogimos Manukan y Sapi para el primer día. Mamutik para el segundo. Y al tercero nos dimos el lujo de hacer una excursión de un día con la agencia Scuba Junkie. El día incluía el barco, las tasas, la entrada a las islas, 3 sesiones de snorkel con una instructora de una hora cada una, el equipo de snorkel y la comida. Lo mejor de todo fueron los instructores y el resto de gente con quien compartimos la jornada, eran todos muy divertidos y con muy buen rollo. Nos costó 120 ringgits por persona (27 euros). Es lo más económico que encontramos, y resultó ser uno de los mejores días que pasamos en Kota Kinabalu.

Kota Kinabalu City MosqueNuestros días en la capital de Sabah llegaban a su fin, pero nos quedaba el gran colofón final: la llegada de Carla y Ferran, unos amigos de Barcelona que justo empezaban su viaje por Borneo. Domingo 10 de abril, las 11 de la mañana bajo un sol que quemaba, el mercadillo de Gaya con sus puestecitos a tope, y la alegría de un encuentro con alguien tan querido a miles de kilómetros de distancia de casa. El día fue una maravilla, parecía que las horas pasaran como minutos, daba igual si desayunábamos en la Bakery (nuestro lugar preferido para los desayunos en Kota Kinabalu), si comíamos en el mercado, si caminábamos horas por la ciudad, si nos enfundábamos unos burkas en la City Mosque, si cogíamos un destartalado autobús en medio de la carretera o si nos caía un diluvio universal y nos dejaba empapados… todo era genial.

De esta forma tan bonita acabamos nuestra aventura en Malasia.

Os dejamos algunas recomendaciones en Kota Kinabalu:

Alojamiento

Durante nuestra estancia nos alojamos en dos sitios: un hostel de mochileros y un hotel.

Sensi Backpackers: ubicado junto a la calle Gaya. Tienen dormitorios de 4 y 8 camas. El baño es compartido. Tiene un pequeño comedor con nevera. Está muy limpio y es un buen sitio para hacer la colada. La noche nos costó 25 rinngits por persona (unos 5,5 euros).

Mandarin Hotel: justo al lado de Gaya. Habitación doble con baño, amenities, caja fuerte, dos botellitas de agua gratis cada día y servicio gratuito de traslado al aeropuerto. La noche nos costó 73 ringgits por persona (unos 16,5 euros).

Restaurantes y bares

  1. Mercado principal Pasar Besar: ubicado en Jalan Tun Fuad Stephens. En la planta baja es un mercado donde proveerse de frutas, verduras, carnes, pescados, etc. En la primera planta hay decenas de paradas donde tomar comida local. Precios alrededor de 3-6 rinngits el plato (0,70 a 1,20 euros).
  2. Azlina: ubicado en Jalan Gaya con Kota Kinabalu Lama 2. Comida local e hindú. Los rottis están deliciosos y el café local (el kopi si) bien rico y por solo 1 rinngit (0,20 euros).
  3. Mad Ben: ubicado en Jalan Gaya. Restaurante con comida internacional: pizza, pasta, ensaladas, hamburguesas… Precio asequible/medio (18 rinngit la pizza y la hamburguesa -alrededor de 4 euros; 14 ringgits los entrantes y las ensaladas -alrededor de 3 euros).
  4. El Centro: ubicado en la avenida Jalan Tun Razak. Restaurante y bar de copas internacional. La chica que lo lleva es estadounidense y muy simpática. Sirven pizzas, pasta, hamburguesas, ensaladas y entrantes. Precio medio (20-22 ringgits la pizza -unos 5 euros); 12-18 los entrantes y ensaladas -unos 2,5/4 euros).
  5. Upperstar: ubicado en Jalan 16 con Jalan Labuk, cerca del paseo marítimo, esta cadena de bares sirve cervezas al mejor precio. No comimos nunca, pero siempre fue nuestro lugar de referencia para las cervezas. Una Heineken -de lata-, cuesta 7 ringgits (1,5 euros), un cubilete con 4 cervezas -de lata-, cuesta 20 ringgits (unos 4,5 euros).
  6. Euro Bakery & Coffee: ubicada en Jalan Haji Saman (frente al Starbucks del centro comercial Suria Sabah). Este fue nuestro lugar preferido para desayunar. Se trata de una panadería que vende todo tipo de dulces y panes caseros a precios muy asequibles. Puedes cogerlos para llevar o tomarlos allí con un buen expresso, un café local o un zumo natural.
  7. Supermercado internacional y frutería: ubicados en Jalan Gaya con Kota Konabalu Lama 6.
  8. Hindú (frente el mercado filipino): Algo que nos trajimos de Sri Lanka fue la pasión por los restaurantes hindús. Y este fue nuestro favorito en Kota Kinabalu. Sirven pollo tandoori con pan naan y sus salsas correspondientes por 7,5 ringgits (1,7 euros).
  9. Hay una zona de bares y restaurantes en el muelle Kota Kinabalu Waterfront. Paseamos por allí pero no nos quedamos a cenar ni a tomar algo. Nos pareció muy turístico y con precios bastante inflados. Aun así el ambiente es agradable, con música en directo y mucha oferta diferente.
Por si quieres seguir leyendo:
Parques Naturales Bako, Kubah y Semenggoh Nuestra estancia en Kuching vino acompañada de la visita a tres parques naturales: Parque Nacional Bako, Parque Nacional Kubah y la Reserva Natural Se...
Kuching Los días en la Malasia peninsular llegaban a su fin. A pesar de que íbamos a seguir en el mismo país, tan solo la idea de pisar Borneo, la tercera isl...
Georgetown (Penang) Antes de partir de Tanah Rata, tuvimos la suerte de compartir mesa en un restaurante hindú con una pareja canadiense. Debían rondar los 60 años y desp...

2 Comments

  • Reply Helena 25 abril, 2016 at 17:27

    Fantástico resumen!!!

  • Reply Raquel 25 abril, 2016 at 17:58

    Me encanta!!!! Video ya !!!!! 👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼

  • Leave a Reply