Malasia para mochileros

A principios de marzo aterrizábamos en Malasia, y a la vista teníamos 5 semanas enteras para recorrer el país. Hoy compartimos con vosotros algunos consejos que os pueden ser útiles para preparar vuestro viaje por Malasia.

Como os contábamos en nuestro post de Sri Lanka para mochileros, seguimos viajando con nuestra mochila y un presupuesto limitado. Así que nuestro estilo de viaje sigue llevándonos a alojarnos en casas de huéspedes, hostels u hoteles económicos; a viajar en transporte público y a comer en puestecitos en la calle o restaurantes sencillos.

Una breve pincelada

Malasia es como dos países en uno. Por un lado, está la parte peninsular, haciendo frontera con Tailandia. Aquí encontramos un país multicultural, donde malayos, chinos e hindúes se mezclan y conviven en harmonía. Por otro lado está Borneo, donde las junglas, los orangutanes y las tribus remotas siguen latentes. Descubrimos un país con buenas infraestructuras, seguro, limpio, tranquilo, fácil para moverse de un lugar a otro, lleno de riqueza cultural y animal. Algo que lo hizo muy interesante fue su exquisita comida, desde la cocina “nyonya” (una fusión china-malaya), hasta la hindú, los buffets chinos, la cocina autóctona y la gran variedad de restaurantes de comida internacional. En Malasia hay mucha cultura de comer en la calle (hay muchos mercadillos callejeros llenos de comida riquísima y muy económica).

Cuándo ir

Malasia es un buen destino para ir durante todo el año. Simplemente hay que tener en cuenta cuándo es la época de lluvias y en cuál de sus costas:

  • De noviembre a marzo: Es el mejor momento para viajar por el centro del país y por su costa oeste, pudiendo visitar así la isla de Penang o la isla de Langkawi.
  • De abril a octubre: Es la estación seca en la zona este, por lo que es un buen momento para visitar la zona y sus islas (como las Perhentian o Pulau Tioman).

A tener en cuenta el Ramadán: Malasia es un país musulmán, por lo que durante julio y agosto celebran el Ramadán y muchos restaurantes están cerrados durante el día.

De diciembre a febrero es la temporada más alta. Es cuando los niños tienen fiesta en el colegio y cuando se celebra el nuevo año chino, por lo que los precios suelen subir considerablemente.

Del aeropuerto de Kuala Lumpur al centro de la ciudad

Hay varias maneras de llegar del aeropuerto de Kuala Lumpur hasta el centro de la ciudad:

  1. KLIA Express: se trata de un tren rápido que tarda 30 minutos en llegar del aeropuerto al centro de Kuala Lumpur (a la estación KL Sentral). El precio eran RM55 (12,5 euros). La frecuencia es cada 15 minutos y funciona desde las 5 de la mañana hasta la 1 de la madrugada. Nosotros no tomamos esta opción porque, aunque era la más rápida, no era la más económica.
  2. Bus: se trata del airport coach, un autocar que te lleva desde el aeropuerto hasta el centro de Kuala Lumpur (a la estación KL Sentral). El precio son RM10 (2,27 euros). Tarda una hora en llegar. La frecuencia es cada 30 minutos. Existe la opción de pagar RM18 (4 euros) y que te deje en la misma puerta de tu hotel. Nosotros escogimos esta opción y la verdad es que fue genial. El autocar muy cómodo, en una hora estábamos en el centro de Kuala Lumpur y, una vez allí, nos cambiaron a un taxi que nos dejó en nuestro hotel.
  3. Taxi: esta es la opción más cara, aunque claro está, la más cómoda. Hay que comprar un tíquet dentro del aeropuerto con el precio ya estipulado. Este cupón sirve para pagar al taxista. El precio ronda los MR65 (14,75 euros).

Templos y vestimenta

templo georgetownLa religión oficial en Malasia es la musulmana, por lo que en muchos de los templos que visitamos requerían cubrirnos piernas y hombros (algunos incluso el cabello para las mujeres). Por lo que os aconsejamos que lo tengáis en cuenta, bien para ir con un atuendo adecuado de antemano, o para alquilarlo en la entrada de algunos templos. Y lo más común es que os debáis descalzar antes de acceder.

Alojamientos

En Malasia encontramos un amplio abanico de alojamientos a buen precio, desde hoteles, hasta casas de huéspedes y hostels

En Kuala Lumpur, por ejemplo, hay hoteles buenos a un precio bastante económico (por unos 22 euros la noche para dos personas, puedes encontrar hoteles de 2 estrellas en el centro, en habitación doble con baño incluido). También hay hostels en el centro por unos 8 euros la noche por persona en habitación compartida. Si tu presupuesto es más elevado, Kuala Lumpur ofrece hoteles de 4 y 5 estrellas a precios muy interesantes, por 40-50 euros la noche para dos personas en habitación doble con baño incluido.

En Georgetown (Isla de Penang) está lleno de guesthouse (casas de huéspedes) y hostels muy económicos (por unos 15 euros para dos personas en habitación doble con baño compartido; y por unos 5 euros por cabeza en habitaciones compartidas).

En la parte de Borneo hay diferencia entre la región de Sarawak y Sabah, siendo la primera bastante más económica (en muchos aspectos) que la segunda. En la capital de Sarawak, Kuching, hay hoteles de 3 estrellas por 20 euros la noche para dos personas en habitación doble con baño incluido, y en el centro. En la capital de Sabah, Kota Kinabalu, un hotel de las mismas características ascendía a unos 33 euros la noche. En ambas ciudades se pueden encontrar hostels por unos 6 euros por persona en habitación compartida, y en el centro.

Desde nuestro punto de vista, Malasia es un país que ofrece variedad de alojamientos de calidad para todos los bolsillos. Esto hace que Malasia sea un buen destino para mochileros.

Comida

Si te gusta comer, Malasia es tu lugar. Y si, además, te sientes satisfecho cuando pagas poco por ello, entonces sí que has encontrado el sitio ideal. Y es que la comida y los puestecitos donde la venden está totalmente ligado e integrado en el paisaje malayo. Comer es realmente un acto cultural.

Para entenderlo mejor os contamos que la sociedad en Malasia está compuesta por una mayoría malaya de religión musulmana (alrededor de un 60%), una minoría china que emigró de su país hace siglos y que ahora están completamente establecidos en Malasia (alrededor de un 25%), y una minoría hindú que representan alrededor de un 7%. Además, conviven con expatriados, occidentales, inmigrantes de otros países asiáticos, Sijs, etc.

Toda esta mezcla ha convertido a Malasia en un territorio fascinante donde puedes sentirte en muchos lugares a la vez estando en un solo país, donde la vista, el olfato y el gusto pueden deleitarse con vestimentas, tradiciones, olores y sabores de una multitud de lugares del mundo.

IMG_2531Cada cultura tiene una forma de degustar los alimentos. Por ejemplo, la comida china siempre la comimos con palitos. Por otro lado, observamos que la comida malaya la tomaban con la mano derecha, y así hicimos nosotros. Y por último la comida hindú, que en muchos casos la servían sobre una hoja de bananero. La comen con la mano o haciendo uso del naan (el pan típico hindú). En todos los casos se puede pedir cubiertos si lo necesitas, lo que supone comer con tenedor y cuchara, ya que el cuchillo no existe (prácticamente no lo vimos en ningún lugar). Al cabo de unos días ya nos habíamos acostumbrado a comer con la mano y los alimentos empezaron a parecernos más sabrosos.

Con esto queremos transmitiros que comer en Malasia es uno de los mayores placeres y de las actividades más interesantes que realizamos durante nuestra ruta. Mucha de la comida más rica y económica la encontramos en los mercadillos callejeros y en los food courts. Los puestecitos de la calle solo se pueden encontrar a partir de las 6 de la tarde, cuando el sol cae y da un poco de tregua al calor tan duro que azota durante las horas de luz. Así que, cuando la noche llega, las opciones de comer, sobretodo en la calle, se multiplican.

Algunos de los platos más típicos de Malasia:

  • Satay: brochetas de pollo a la parrilla
  • Nasi Goreng: Arroz frito
  • Pescados y mariscos a la parrilla
  • Sopas: caldo de pollo en el que escoges verduras, carnes, empanadillas
  • Mee Goreng: fideos con pollo y verduras. Este es uno de los platos nacionales
  • Nyonya Laksa: sopa de fideos con langostinos y pollo en un curry. Este es otro de los platos estrella del país
  • Hokkien Mee: fideos con costillas de cerdo y trozos de carne
  • Char Kway Teow: fideos fritos con gambas y verduras
  • Pollo tandoori con naan o roti: pollo cocinado al estilo hindú -picante- con su pan delicioso y sus salsas
  • Chicken rice: arroz blanco con trozos de pollo y vegetales
  • Ais Kacang: es un postre que consta de una mezcla de hielo con maíz, frutos secos, alubias  y leche condensada.
  • Los zumos de frutas naturales: Tiene un sabor realmente delicioso y ayuda a refrescarse a cualquier hora del día.

Un lugar por excelencia para beber y comer muy económico son los kopitiam. Se trata de restaurantes hindúes donde sirven rotis y de las bebidas más populares del país: el teh tarik (té con leche condensada y azúcar) y el kopi (café con leche condensada). Si alguna de las opciones que pides la quieres sin azúcar, hay que añadir la palabra “kosong”.

Durante la ruta descubrimos que los mejores lugares para comer en Malasia son Kuala Lumpur, Georgetown y Kuching.

Transporte

Malasia cuenta con una red de trenes, metros (mono rail), autobuses y aviones que te conectan tanto a nivel nacional como internacional.

  • Avión: El aeropuerto internacional de Kuala Lumpur suele ser puerta de entrada y salida del país, además de uno de los mejores lugares para hacer escala y conectar con otros puntos de Asia. Para moverse entre la península y Borneo es necesario hacer uso del avión. En nuestro caso volamos con la aerolínea low cost Air Asia (de Kuala Lumpur a Kuching), por 16€ por persona (solo ida). También volamos entre Kuching y Kota Kinabalu con Air Asia por 35€ por persona (solo ida).
  • Metro (Mono rail): El transporte más común para moverse dentro de Kuala Lumpur -evitando los atascos- es un metro (mono rail) que recorre la ciudad por el exterior, desplazándose por unos railes elevados, que sobrevuelan las calles y avenidas de la ciudad. La KL Sentral station (estación central y la más importante de la capital) conecta con muchos barrios de la ciudad, siendo también el lugar desde donde coger trenes para llegar a las afueras de la gran urbe. El precio del billete dependerá del recorrido que hagas. A nosotros nos costó una media de RM3 (0,70 euros) por persona el trayecto.

  • Tren: Es un buen transporte para moverse hacia las afueras de Kuala Lumpur. Nosotros solo lo usamos una vez, fue para ir a ver las Batu Caves, unas cuevas enormes a 13 kilómetros de Kuala Lumpur. Viajamos en mono rail hasta la KL Sentral station y allí tomamos el KTM Komuter Sentul con destino Estación Batu Caves. El precio dependerá del recorrido que hagas. El tren de KL Sentral a las Batu Caves nos costó RM2,60 (0,60 euros) por persona y trayecto.

  • Autocar: Este fue el transporte que más usamos para movernos por toda la parte peninsular de Malasia. Es el transporte con mejor relación calidad/precio de Malasia, además de ser muy cómodo. Cuentan con diversos horarios, tanto de día como de noche, por lo que existe la posibilidad de dormir mientras viajas.

 

  • Autobús local: durante nuestra estancia en Borneo, cogimos autobuses locales para movernos por las ciudades de Kuching y Kota Kinabalu, y para explorar sus alrededores.

Otros transportes

Moto: en Georgetown alquilamos una moto para recorrer la isla de Penang. Nos costo RM26 (6 euros) de 10 de la mañana a 8 de la tarde. Cascos incluidos.

barca malayaBarco: en el parque Bako tomamos un pequeño bote que nos trasladó del embarcadero de Bako hasta el parque por RM40 (9 euros) por persona ida y vuelta. En Kota Kinabalu cogimos un barco para llegar hasta las islas del Tunku Abdul Rahman Park por RM40 (9 euros) por persona incluyendo el trayecto de ida y vuelta a una de las isla, la entrada al parque natural y las tasas del embarcadero.

Tras nuestra ruta, concluimos que Malasia es un buen destino para mochileros: ofrece una amplia oferta de alojamientos buenos y económicos, comida variada y muy sabrosa por muy poco dinero, transporte de calidad y un abanico de actividades para todos los gustos.

Por si quieres seguir leyendo:
Walking Malasia Malasia fue nuestro segundo destino en Dar la Vuelta al Mundo. Durante 5 semanas recorrimos tanto la parte peninsular del país, como el Borneo malayo....
Kota Kinabalu Tras la semana que habíamos pasado en la región de Sarawak, tomamos un avión hasta Kota Kinabalu, o como le llaman los locales, KK -Key Key-, la capit...
Kuching Los días en la Malasia peninsular llegaban a su fin. A pesar de que íbamos a seguir en el mismo país, tan solo la idea de pisar Borneo, la tercera isl...

6 Comments

  • Reply Helena 2 mayo, 2016 at 20:31

    Me encanta¡ seguid así!

  • Reply Patricia 15 febrero, 2017 at 21:23

    Holaaa necesito ayuda!!!! Y creo q vosotros podréis hacerlo! Primero deciros la envidia que me dais y segundo… Me ayudáis a hacer un itinerario para Malasia? Vamos 3 amigas,llegamos el día 10 de junio alas 14 horas a Singapur y nos vamos el 19 a las 23:00 desde Singapur. Mi idea era 1 noche kuala 1 noche Cameron highland 1 noche taman negara y el resto en las islas perhentian y la última noche en Singapur. Que os parece? Es demasiado? Nos recomendáis otra selva? Otra playa? No ir a Cameron highland? No se necesito ayuda:) mil gracias chicos por este blog

    • Reply darlavueltaalmundo 16 febrero, 2017 at 20:22

      Hola Patricia!! Os va a encantar Singapur y Malasia, ya lo veréis…probar las sopas de Malasia, son buenísimas! Singapur una noche nos parece un pelín justo, nosotros estuvimos 2 noches y creemos que es lo perfecto. Respecto Cameron Highland, este pueblo no tiene nada (siendo totalmente sinceros contigo) si os gusta caminar, está bien una máximo dos noches…sino nos lo saltaríamos y os aconsejaríamos que fuérais a Penang (georgetown), nos encantó y en nuestra opinión es de lo mejor de Malasia. Es decir, nuestro itinerario sería: Singapur 2 noches, penang 2 noches más, Kuala Lumpur 1 noche, el resto Perenthian y de vuelta a Singapur. Ya nos dirás que te parece! un abrazo

  • Reply Patricia 18 febrero, 2017 at 19:22

    Y taman negara? También nos lo saltamos? Jaja 1 noche al menos merece ir? Mil gracias por vuestra respuesta:)

  • Reply Fernando Carrascosa 12 agosto, 2017 at 15:00

    Felicidades, Alba y Javier, por vuestro blogs. Gracias por compartirlo con todos nosotros.
    Ha sido para mí un gran descubrimiento. Leyendo las crónicas de vuestros viajes uno siente añoranza, me hacéis viajar desde casa. Son geniales.
    Siento mucha envidia sana por esa vuelta al mundo.
    En Kuala Lumpur y en Cuching, donde se hospedaron?
    Reciban un cordial Saludo

    Fernando Carrascosa

  • Reply Marco Arias 26 agosto, 2017 at 05:11

    Hola, en sitios oficiales he leído que en el aeropuerto solicitan el pasaporte y pruebas de habilidad financiera para hacer frente a gastos de la estadía en el país. Cómo les fue con eso?

  • Leave a Reply