Parques Naturales Bako, Kubah y Semenggoh

Nuestra estancia en Kuching vino acompañada de la visita a tres parques naturales: Parque Nacional Bako, Parque Nacional Kubah y la Reserva Natural Semenggoh. Y es que Kuching es ideal como base para explorar la zona, ya sea en excursiones de medio día o un día entero. Incluso si decides pasar una noche en alguno de los parques, puedes dejar la mochila grande en el alojamiento donde hayas pernoctado en Kuching y así viajar más ligero de equipaje, recogiéndolo a la vuelta.

Lo mejor de todo, es que existe la posibilidad de viajar desde Kuching a cualquiera de los parques en transporte público y montarte por tu cuenta la llegada, el regreso y la visita. Te explicamos cómo:

PARQUE NACIONAL BAKO

Bako National Park

Es uno de los parques nacionales más recomendados de toda la isla de Borneo. Lo habíamos leído y nos lo habían aconsejado amigos y otros viajeros que habían explorado la zona antes que nosotros. Y no nos decepcionó para nada, más bien todo lo contrario: el parque Bako es uno de los mejores  parques que hemos visitado nunca. Nos quedamos 3 días y 2 noches.

  • ¿Cómo llegar?

Está situado a 37 kilómetros de Kuching. Hay que tomar el bus rojo número 1 (Rapid Kuching) que se coge en la calle Jalan Khoo Hun Yeang (frente el restaurante Toko Minuman Jumbo) hasta el embarcadero Bako Bazaar (la última parada). Salen autobuses cada hora en punto entre las 7 de la mañana y las 5 de la tarde desde Kuching.

Una vez en el embarcadero hay que registrarse, pagar la entrada al parque y tomar una barca en el muelle Bako que te llevará hasta el parque. Los barcos salen entre 7,30 de la mañana y hasta las 4 de la tarde. De regreso, salen desde las 10 de la mañana y hasta las 3 de la tarde.

De regreso hay que cogerlo en la puerta del embarcadero; Salen cada hora empezando a y media entre las 6,30 de la mañana hasta las 4,30 de la tarde. El trayecto se demora unos 50 minutos aproximadamente.

  • ¿Cuánto cuesta?

El billete de autobús de Kuching a Bako Bazaar (embarcadero) cuesta 4 ringgits por persona y trayecto (alrededor de 1 euro).

La entrada al Parque Nacional Bako cuesta 20 ringgits (unos 4 euros).

El barco desde el muelle hasta el parque cuesta 20 ringgits por persona y trayecto (lo que serán 40 ringgits ida y vuelta, unos 9 euros).

Si decides quedarte a dormir te recomendamos que hagas la reserva anticipadamente. Para ello puedes consultar aquí y enviar una petición o bien llamar al teléfono 082-248088. Nosotros nos alojamos en los dormitorios compartidos de 4 camas (Forest Hostel), una habitación muy básica con ventiladores, baño compartido y un frigorífico. Nos costó 15 ringgits por persona y noche (unos 3,5 euros).

  • ¿Qué ver, qué hacer?

mapa parque BakoEn el parque hay 17 rutas (trails) para recorrer, de diferentes distancias y dificultades, cada una tiene un color y así se señaliza durante todo el recorrido (por lo que no tiene pérdida). Cuando nosotros fuimos habían algunos tramos cerrados por mantenimiento. Nosotros hicimos las siguientes caminatas:

  1. Trail a playa Tajor
  2. Trail a playa Besar
  3. Trail a playa Pandan 
  4. Trail a playa Kecil (al final de esta excursión se puede ver la roca más famosa del parque “Sea Stack”)
  5. Trail A playa Assam
  • Consejos
  1. En un día se pueden hacer dos caminatas aproximadamente, por eso os recomendamos pasar como mínimo una noche, es la mejor manera de conocer realmente el parque.
  2. No hace falta llevar comida, hay una cantina donde sirven desayunos, comidas, cenas y snacks. La comida es básica, pero está bien.
  3. Cuidado con los monos. Son muy lindos, pero no se lo piensan dos veces cuando se trata de cogerte la comida que llevas, o cualquier cosa que dejes despistada por ahí. A nosotros nos cogieron comida (¡de la nevera!) y la funda de la cámara.
  4. Por la noche hacen una caminata nocturna de 1 hora y media aproximadamente (cuesta 10 ringgits por persona, unos 2,30 euros), en ella podréis ver arañas, serpientes, ranas y algún animal más. Os aconsejamos ir cerca de uno de los guías, ya que sino no os enteraréis de la misa la mitad.
  5. Llevar algo para protegerse de la lluvia, es probable que en algún momento del día pueda caer un chaparrón.

PARQUE NACIONAL KUBAH

cascada parque kubah

El Parque Nacional Kubah se encuentra a 25 kilómetros de Kuching. Es un lugar ideal para hacer caminatas por la selva, ver cascadas, divisar paisajes desde miradores y sentirse libre fuera del asfalto de la ciudad. No lo recomendamos para ver animales.

  • ¿Cómo llegar?

De Kuching al Parque Nacional Kubah se puede llegar en autobús público. Hay que coger el autobús K21 dede Jalan Masjid (muy cerca del mercado local) al Parque Nacional Kubah (lo veréis indicado en el autobús, bajo el nombre de Politeknik). Los horarios de ida son a las 8h, 11h, 14h y 17h.

De regreso salen desde la entrada del Parque Nacional de Kubah a Kuching a las 6:30h, 9:30, 12:30h y a las 15:30h.

  • ¿Cuánto cuesta?

El autobús de Kuching a Kubah -y viceversa- cuesta 4 ringgits por persona y trayecto (alrededor de 1 euro).

La entrada al Parque Nacional Kubah cuesta 20 ringgits por persona (unos 4,5 euros).

  • ¿Qué ver, qué hacer?

mapa Kubah trailsUna vez has pagado la entrada, te dan un mapa con las diferentes caminatas que puedes realizar (trails). Hay 6 rutas diferentes, con diferentes niveles. La más corta (de una hora ida y vuelta), hasta la más larga (la de color rojo hasta Metang Wildlife Centre, de unas 7 horas en total).

Nosotros hicimos una caminata que conectaba con dos más, en un total de 5 horas. Empezamos subiendo Summit Road y, cuando llevábamos una media hora desde las oficinas del parque, encontramos una poza artificial que sirve de criadero de ranas y sapos. No tuvimos mucha suerte, porque no vimos ningún anfibio. Seguimos por la ruta de color azul, el Waterfall Trail, que nos llevó a una cascada muy bonita, donde pudimos refrescarnos los pies y hacer un descanso después de hora y media caminando. Deshicimos camino y conectamos con el Selang Trail haciendo un trozo previo del Main Trail y del Rayu Trail. Aproximadamente a la mitad de Selang Trail encontramos un mirador desde donde vimos unas vistas espectaculares, con ríos y selva donde nos alcanzaba la vista.

El camino nos pareció lo mejor de todo, con espesos y altísimos árboles que se pierden hacia el cielo, con mariposas sobrevolándonos, raíces inmensas brotando de la tierra, silencio ante la escasez de otras gentes (nos encontramos muy pocos visitantes, lo que hizo que el día fuese magnífico).

Nosotros solo estuvimos pasando el día, pero existe la posibilidad de quedarse a dormir. Se puede reservar a la llegada, o si no queréis arriesgar por si no hay disponibilidad, se puede reservar aquí enviando una petición o bien llamar al teléfono 082-248088.

RESERVA NATURAL SEMENGGOH

IMG_3771

La reserva natural de Semenggoh es uno de los mejores lugares del mundo para ver orangutanes en semi-libertad.

  • ¿Cómo llegar?

De Kuching a Semenggoh se puede llegar en autobús público. Hay que coger el bus K6 desde Jalan Masjid (muy cerca del mercado local de Kuching) a la Reserva Natural Semenggoh (lo veréis indicado en un letrero en la parte frontal del autobús). Los horarios de ida son: 7:20h, 9:50, 13h y 15h.

De regreso salen desde Semenggoh a Kuching a las 8:20h, 11:15h, 14h y 16h.

El tiempo de viaje son unos 45 minutos.

  • ¿Cuánto cuesta?

El autobús de Kuching a Semenggoh, y viceversa, cuesta 3 ringgits por persona y trayecto (unos 0,70 euros).

La entrada a la Reserva Natural Semenggoh cuesta 10 ringgits por persona (unos 2,30 euros).

  • ¿Qué ver, qué hacer?

Como os decíamos, la visita al Parque Nacional de Semenggoh es para ver orangutanes en semi-libertad.

A la llegada, se caminan un par de kilómetros hasta la primera plataforma donde los cuidadores dan de comer a los orangutanes. Allí se concentran todos los visitantes y los cuidadores dan una pequeña charla explicando las normas de la reserva y algunas curiosidades.

El parque cuenta con 26 orangutanes (el más mediático de todos ellos es el más mayor, le llaman “The Big Man” y tiene nada más y nada menos que 32 años). Los cuidadores ponen comida a los orangutanes a las 9 de la mañana y a las 3 de la tarde. Solo aquellos que no han podido proveerse por ellos mismos de alimentos, acuden a las plataformas donde los cuidadores les facilitan plátanos, piñas y algo de leche. Nos contaban que en estos momentos solo 4 de ellos viven en total libertad y no suelen acercarse nunca a comer. El resto se deja ver en función del día.

Lo más recomendable es ir a las horas en que los cuidadores dan de comer a los orangutanes, exactamente a las 9 de la mañana y a las 3 de la tarde. Básicamente porque el parque tiene estos horarios marcados (de 8h a 11h y de 14h a 16h). Fuera de estos horarios no hay nada que hacer en la reserva, ya que los posibles caminos que podrían recorrerse están cerrados a los visitantes.

Algo básico en todos los autobuses públicos que cojáis de Kuching: estar siempre unos 20 minutos antes de la hora de salida del autobús, son tan puntuales que suelen salir antes de la hora marcada.  Lo habíamos leído y nos lo habían dicho algunos locales, y realmente es así.

Por si quieres seguir leyendo:
Kuching Los días en la Malasia peninsular llegaban a su fin. A pesar de que íbamos a seguir en el mismo país, tan solo la idea de pisar Borneo, la tercera isl...
Cameron Highlands Si quieres desprenderte del calor, la humedad y el hecho de estar pegajoso durante unos días, Cameron Highlands es tu sitio. Se trata de una zona en e...
Georgetown (Penang) Antes de partir de Tanah Rata, tuvimos la suerte de compartir mesa en un restaurante hindú con una pareja canadiense. Debían rondar los 60 años y desp...

1 Comment

  • Reply ana 26 abril, 2016 at 21:45

    Si fuese viajera os estaría enormemente agradecida. Sin duda vuestras explicaciones ayudaran a los buenos caminantes, ciudadanos del mundo como vosotros.
    Os quiero.

  • Leave a Reply