Quiénes somos

alba


¿Te vienes a dar la vuelta al mundo conmigo?

Arrodillada, con los ojos vidriosos y encendidos de entusiasmo, Alba me pidió oficialmente que nos fuésemos a dar la vuelta al mundo.

Pero lo que me estaba pidiendo era mucho más. Me estaba plantando delante la oportunidad de ser valiente, de dejar atrás todo lo conocido, de cumplir un sueño que veníamos años hablando y lanzarnos a la aventura de nuestras vidas.

Si algo ha caracterizado a nuestra relación desde el inicio, es que hemos tomado los sueños que teníamos el uno y el otro, y los hemos transformado en algo real. Yo he querido sorprender a Alba y darle la oportunidad de vivir aquello que deseaba desde bien pequeña, e igual ha hecho ella conmigo.

Así que cuando la vi arrodillada delante de mí, toda amor por la vida, toda pasión por conocer y sentir, no pude más que decir sí, que sí quería ir a dar la vuelta al mundo; con ella.

Sus 30 años de experiencias y vivencias le han dado una manera de ver la vida que se escapa de convencionalismos. Periodista, escritora y viajera, se apasionó por el mundo escuchando historias de su círculo más cercano; desde los viajes de su padre a China o Marruecos, hasta los de su tío a Cuba o a Rusia. A los tres años sobrevoló por primera vez el Mediterráneo, y a los 18 el Atlántico. Entremedio conoció Europa, aunque fue Sudamérica quien le robó el corazón. A medida que avanzaban los años, su pasión por el mundo crecía, llevándola a descubrir Asia, África, América desde el norte al centro, hasta volver repetidas veces a Sudamérica. Encontró la pasión y el sentido de su vida en cada avión que tomaba, en cada camino que descubría, en cada autobús donde pasaba noches en ruta, en cada tradición que le contaban, en cada taza de café compartida en lugares lejanos.

Algo más que tenéis que saber de Alba es que es una apasionada de los aeropuertos: le fascina por igual el trayecto que el destino. Allá donde vayamos, siempre está observando con intriga cada rincón de los aeropuertos, como si fuese un lugar apasionante (para mí todos son iguales).

Desde el momento que pone un pie fuera de casa, su cara se ilumina y te das cuenta que ella ha nacido para esto; Alba tiene un don para conocer y contar a los demás cómo es el mundo. Y muy pronto veréis de lo que hablo.

 

javi


Dijo sí.

Aun éramos amigos, y ya en nuestro primer encuentro salieron anécdotas de viajes pasados por parte de ambos y la idea que cada uno acarreaba de dar la vuelta al mundo. Yo creí que, por su parte, eran habladurías -que, como coloquialmente decimos, me estaba vendiendo humo-. Meses después, cuando ya compartíamos la vida de una manera más estrecha, volvió a salir el tema:

¿Recuerdas que un día te dije que quería ir a dar la vuelta al mundo?

Sí…

Pues no era broma… Es el sueño de mi vida

Entonces, sí lo hablamos de verdad. Javi me pidió esperar dos años: le encantaba su trabajo y a lo que se dedicaba. Para él es esencial levantarse por las mañanas y que le guste lo que hace. Entendí que todavía no era su momento. Él, a cambio, me dio su palabra de que tras ese tiempo, lo haríamos.

Cuando se acercaba la fecha -bien marcada en mi calendario interior-, me armé de valor y preparé una sorpresa para el gran momento. Mandé hacer dos camisetas con unas frases de la película ‘Up’. Javi siempre dice que soy como la niña de esa película. En la parte posterior decía: ‘Adventure is out there’.

Él me miró –algunas personas más del restaurante también-, y dijo sí. Un sí cargado de seguridad, valentía y emoción.

El humo se desvaneció y supe que era él, que estaba manteniendo su palabra cual hombre honesto. Supe que detrás de ese sí venía todo el valor que iba a tener que echar para enfrentarse a una educación y tradiciones clásicas, con un punto de vista sobre la vida muy diferente al que nos estábamos planteando.

Sus 32 años le han valido para caer y levantarse; y para volver a caer y levantarse de nuevo hasta saber y conocer de su fortaleza y de sus límites. Hasta llegar a ser pura alma. Diplomado en turismo, editor de vídeos y autodidacta en todo aquello que se plantea. Es tan apasionado que cuando se concentra en un tema, el mundo desaparece y no desiste hasta que logra lo que se ha propuesto. Javi es curioso y le encanta preguntar, descubrir la historia que hay detrás de cualquier persona con la que nos cruzamos por el camino. Su interés le lleva a conocer cosas de la gente como nunca antes había visto. En escasos minutos han caído rendidos ante su naturalidad y se explayan como un libro abierto. Es un descubridor de las quisicosas de vidas cuotidianas.

Javi es la persona con quien los sueños dejan de ser sueños, y se hacen realidad.