Siem Reap y los Templos de Angkor

Los Templos de Angkor son uno de los lugares más conocidos de Camboya y que no deberías perderte si estás de viaje por el país.

De hecho, muchos viajeros que están de ruta por países colindantes como Tailandia o Vietnam, incluyen un salto a Camboya con el fin de visitar esta maravilla del mundo.

Los Templos de Angkor: ¿Qué hubo primero, el templo o el árbol?

Ta Prohm TempleTa ProhmTa Som

Los Templos de Angkor son la antigua ciudad arqueológica del Imperio Jemer y uno de los lugares más impresionantes del mundo, como podrían ser las Pirámides en Egipto, el Machu Picchu en Perú, el Taj Mahal en la India o Petra en Jordania.

monk in AngkorEsta maravilla puede dejarlo a uno boquiabierto, anonadado y entusiasmado. O al menos así nos dejó a nosotros, tanto la primera vez que los visitamos en 2011, como en esta segunda ocasión, 2016. Visitar los Templos de Angkor es como adentrarse en un mundo desconocido a la par que fascinante, en que la selva y la piedra, la naturaleza y la espiritualidad, lo ancestral y lo presente, conviven en una harmonía que pudimos sentir a cada escalón que subíamos, en cada raíz que veíamos abrirse paso entre los muros, en cada rincón en el que estábamos solos… Los templos se expanden en una selva que abre sus caminos, retirando su frondosidad para que puedan ser visitados sin necesidad de que uno deba abrirse paso entre palmeras o maleza. El terreno que abarcan es enorme (200 km2), con restos de murallas que atestiguan la división de zonas y donde actualmente viven algunas familias.

Angkor Wat sunriseAngkor fue la ciudad más importante del Imperio Jemer, donde erigieron estos templos como representación entre la ambición de los reyes y la devoción que tenían por los dioses. El primero fue, Preah Ko, construido a finales del sigo IX, en honor al rey Jayavarman II. Sin embargo, el más grande e importante que construyeron fue el de Angkor Wat, como símbolo nacional de los Jemeres. Era el epicentro del resto de templos y hoy día es el primero que uno ve nada más acercarse a la zona. El periodo de esplendor de Angkor fue durante los siglos XII y XIII.

Los templos que más nos gustaron y que os recomendaríamos no perdeos son: Angkor Wat, Bayon, Preah Khan, Banteay Srei y Ta Phrom. Este último fue donde rodaron escenas de la película ‘Tomb Raider’, y a nuestro parecer, uno de los más impresionantes por la cantidad de raíces que se mezclan con las paredes, muros, piedras… Hay raíces que son más anchas y largas que los propios árboles.

Entradas

Existen 3 tipos:

  • de 1 día (20 dólares)
  • de 3 días (40 dólares)
  • de 7 días (60 dólares)

BayonPara comprarlas hay que ir a la oficina de venta de tíquets, ubicada entre Siem Reap y los Templos de Angkor. Antiguamente estaba en la carretera principal que va desde la ciudad a los templos, pero actualmente la han cambiado y hay que desviarse un poco. Todos los conductores de tuk-tuk o taxi sabrán llevarte. Si vas por tu cuenta (bicicleta o moto) infórmate antes para no perderte.

Cómo ir de Siem Reap a los Templos de Angkor

Para visitar los Templos de Angkor, lo más conveniente es alojarse en la cercana ciudad de Siem Reap, que queda a 6 kilómetros. Hay varias formas de llegar y visitar los templos:

  • Ta ProhmTuk-tuk: esta es la forma más común de llegar y hacer la visita. Se puede contratar directamente en el hotel donde te alojes, donde normalmente la tarifa oficial es de 15 dólares al día por tuk-tuk. Sin embargo, si sales a la calle y lo buscas por tu cuenta, podrás encontrar tuk-tuk mucho más económicos regateando tu mismo. De hecho, si lo contratas para 2 o 3 días, aun te saldrá mejor de precio. En el precio obviamente está incluido el conductor, que te llevará al templo que le pidas ver y te esperará fuera hasta que regreses para trasladarte nuevamente a otro templo.
  • Taxi: esta es la forma más cómoda de llegar y hacer la visita, puesto que el taxi contará con aire acondicionado e incluso agua para combatir el calor diurno. Nos comentaron que el precio del taxi suele ser de unos 20-25 dólares al día. Y lo mismo que el tuk-tuk, contratándolo para varios días el precio disminuye considerablemente. Unos amigos contrataron este servicio para 3 días y les costó un total de 30 dólares (para 2 personas los 3 días).
  • Bici: la forma más económica de hacerlo por tu cuenta, aunque también la que requiere de más esfuerzo. Se pueden alquilar bicicletas desde 1 dólar (de 5 de la mañana a 9 de la noche). Además de los 6 kilómetros de ida y vuelta a los templos, hay que contar que la distancia entre un templo y otro puede ser de 1, 2, 3 o más kilómetros. Nosotros optamos por la bicicleta durante dos días, en los que hicimos 25 kilómetros de media al día. El recorrido es plano, no hay subidas ni bajadas, por lo que no necesitas estar en una gran forma física para hacerlo.
  • Moto: esta es otra de las formas de hacerlo por tu cuenta, aunque no es muy común. Es por esto que el precio de la moto por día va desde los 10 dólares hacia arriba. Nosotros la alquilamos el primer día, así pudimos ir a ver el amanecer y estar todo el día por nuestra cuenta. No olvides ue hay que sumarle el precio de la gasolina que gastes.

Sugerencias

  1. Para disfrutar realmente de los templos recomendamos dedicar, como mínimo, 3 días
  2. Para llegar hasta allí os recomendamos la bicicleta si os apetece hacer algo de deporte. Si hace mucho calor (mayo es el mes más caluroso) es mejor hacerlo en tuk-tuk
  3. No te pierdas el amanecer desde Angkor Wat. A pesar de que hay bastante gente, es un momento muy especial y que sin duda merece la pena vivir
  4. Alrededor de los templos venden agua, refrescos, cocos, tentempiés… Por lo que si no puedes llevar agua contigo, no te preocupes, allí mismo la puedes comprar
  5. Importante: hidratarse. Las jornadas son largas y calurosas
  6. Lleva un calzado cómodo, vas a caminar más de lo que te imaginas
  7. Lleva prendas frescas y algo para protegerte del sol (sombrero, gorra…)

Siem Reap está creciendo a pasos agigantados y en menos de cinco años ha doblado su plaza hotelera y de restauración. Esto la ha convertido en un lugar muy turístico, a la par que cómodo para alojarse unos días y como base excelente para explorar los templos. El centro lo forman las famosas calles ‘Pub Street’ y ‘The Alley’ donde la masa turística se congrega en bares, restaurantes y tenderetes. Lo más concurrido se expande unas cuantas calles más allá (a medida que la ciudad crece, con ella la zona turística), abarcando los famosos mercadillos nocturnos. Todo esto se mezcla con antiguos edificios letargo de la colonización francesa, que aun resisten al paso del tiempo. Y las baguettes y el ‘pa au chocolat’ son parte del legado que dejaron los franceses, lo que hace que el viajero pueda deleitarse con algunas delicias. Más allá, si uno sale del epicentro de la ciudad, encontrará un mundo de lugareños que viven de forma más tradicional, con costumbres rurales, con ríos y canales que bañan los campos y un hacer diario más tranquilo. Una buena forma de explorar los alrededores y la vida rural es alquilando una bicicleta.

Cómo llegar a Siem Reap

Siem Reap es el punto de entrada más concurrido del país, de hecho, incluso más que la capital. Por ello, dispone de un aeropuerto internacional desde el que se puede volar directamente desde otros países vecinos. En nuestro caso, hicimos un vuelo directo desde Manila (Filipinas) a Siem Reap. El aeropuerto queda a 7 kilómetros de la ciudad y muchos alojamientos (incluso los más baratos) te incluyen el servicio de recogida gratuitamente.

Otra manera de llegar a Siem Reap es en autobús, ya sea desde alguna zona de Camboya o desde otros países como Tailandia, Laos, Vietnam… Hay autobuses que incluyen el paso fronterizo, tanto de ida como de vuelta. Hay muchas agencias que ofrecen el servicio en autocar o bien en furgonetas (tipo van). Nosotros cogimos un autocar nocturno para ir de Siem Reap a Phnom Penh. Salimos a las 11 de la noche de Siem Reap y llegamos a las 6 de la mañana a Phnom Penh. Un total de 7 horas en un autobús de literas dobles (las literas dobles no son demasiado espaciosas, de hecho, es como para una persona y media, así que al ir dos, hay que apretarse un poquito. Una experiencia realmente divertida).

Por último, uno puede llegar a Siem Reap en barco, desde Battambang o desde Phnom Penh. Aquí deberéis chequear si hay suficiente agua en el río como para realizar estos trayectos, pues en la época seca puede que el servicio por río esté cancelado. Este transporte no lo usamos, ya que en nuestro caso era época seca y de hecho, mayo, es el mes más caluroso del año en Camboya.

Dónde dormir

Para buscar alojamiento, uno puede tomar como referencia el centro de la ciudad: Pub Street con la avenida Sivatha o el mercado local Psar Chaa. Desde ahí, los alojamientos suelen indicar a cuántos kilómetros de distancia se encuentran. Otra manera de buscarlo es tomar los Templos de Angkor como referencia. Sin embargo, esto último puede hacer que estés muy alejado de la ciudad, y sin muchas opciones alrededor, lo que hará que siempre necesites un transporte para moverte. Por lo que si tu presupuesto es ajustado, nosotros te recomendamos que tomes de referencia el centro de Siem Reap, dispondrás de muchas más opciones para cenar, tomar algo e incluso supermercados, sin necesidad de transporte.

Siem Reap dispone de muchos alojamientos con precios muy variados, desde hostales muy económicos con habitaciones compartidas (tipo 4 euros la noche por persona), hasta preciosos hoteles boutique con piscina y otros servicios (hay que consultar precios porque varían mucho según el hotel, la zona y la época del año).

Nosotros escogimos el Hotel Angkor Pal Boutique Hotel. Habitación doble, baño dentro y desayuno incluido. El hotel disponía de piscina y estaba a 1 kilómetro del centro. El servicio fue excelente y se preocupaban mucho de que estuviésemos a gusto. Nos dejaban 2 botellitas de agua cada día en la habitación y las mañanas que salíamos muy pronto a visitar los templos, nos preparaban un picnic para el desayuno. Nos costó 6 euros por persona y noche. Lo hemos recomendado a otros viajeros por el camino, porque nos pareció que relación calidad/precio es de lo mejor que hemos encontrado en nuestra ruta por Asia.

Dónde comer

Siem Reap cuenta con una amplia oferta gastronómica para todos los gustos y bolsillos. Se puede encontrar comida rica y económica en los puestecitos locales de la calle, o bien alrededor del mercado Psar Chaa. En estos lugares el plato ronda los 2-3 euros. Los restaurantes de gama media, que son los que más abundan, cuestan unos 5-6 euros el plato, lo que abarca desde comida local hasta internacional (con pizzas, hamburguesas, tacos mejicanos, fondue coreana, comida hindú…). Por último, hay marisquerías y restaurantes un poco más caros, por unos 9 euros el plato.

Las cafeterías disponen de pan (tipo baguette) y dulces, además de café bueno. Y lo que es realmente económico en Siem Reap es la cerveza. Muchos bares y restaurantes ofrecen vasos de cerveza por 0,50 euros, incluso lo encontramos por 0,25 euros (¡más barato que beber agua!).

La especialidad culinaria en Camboya es el Amok. Se trata de trozos de pescado cocinados con leche de coco y hojas de limón, servido en un cuenco hecho con hojas de platanero. También lo puedes encontrar de pollo. En algunos lugares lo cocinan con patata y vegetales, aunque es menos auténtico de esta forma y más parecido a los tradicionales curries asiáticos. Nosotros fuimos unos verdaderos fans del amok, siempre acompañado de arroz de jazmín o coco.

Algunos de los lugares que probamos y que recomendaríamos

  1. Mercado Psar Chaa: comida local y rica desde 2 euros el plato
  2. Genavieve’s: nuestro restaurante favorito en Siem Reap, comida local y alguna opción internacional por 5 euros el plato
  3. The Indian: comida hindú deliciosa por 5 euros el plato
  4. Blue Pumpkin: Se trata de una cadena de heladerías, donde encontramos helados buenos, baguettes, dulces y cafés
Por si quieres seguir leyendo:
Camboya para mochileros Aterrizamos en Camboya el 8 de mayo y estuvimos recorriendo el país durante dos semanas. Descartamos la zona de la costa y las islas, ya que veníamos ...
Between Cambodia and Laos Caminamos entre los templos y las raíces de Angkor, pedaleamos bajo el sol abrasador de Siem Reap, divisamos delfines de río en Kratie, nos bañamos en...
Kratie y la frontera entre Camboya y Laos Nos despedimos de Phnom Penh rumbo al norte de Camboya. Paramos en Kratie, una pequeña población que suele ser base de aquellos viajeros que transitan...

3 Comments

  • Reply Helena 13 julio, 2016 at 20:18

    Como siempre muy bien explicado y muy buenos consejos para quien quiera visitar este país ! Felicidades y seguid escribiendo!

  • Reply Antonio 18 julio, 2016 at 19:58

    Que guay chicos, a pesar de habéroslo oído contar en persona me Sigo emocionando al leer vuestras aventuras. Ganas de que lleguen las siguientes.
    Un abrazo allá donde estéis

  • Reply Ana 1 agosto, 2016 at 12:55

    Solo deciros que me encanta leer y releer lo que tenéis a bien enseñarnos de esos países lejanos… para mí más lejanos que para nadie.

  • Leave a Reply