Singapur Express

Y la vida nos llevó a Singapur. O el monzón, o las recomendaciones, o el tener un plan abierto a que se va modificando a diario, o la intriga por conocer otro país. El caso es que, de un día para otro, decidimos hacer una visita exprés a Singapur.

La idea inicial era visitar las Islas Perhentian, situadas a unas 10 millas de la costa noroeste de la Malasia Occidental y de las que todo aquel que las ha pisado, nos habla maravillas. Ya nos visualizábamos nadando entre tortugas y tiburones, y retozándonos en arenas blancas y aguas cristalinas. Sin embargo, por recomendaciones de otros viajeros y de gente local, lo acabamos descartando. Resulta que marzo no es una buena época para viajar a las Islas Perhentian, debido a que la época de lluvias aún no ha pasado de largo. Es a partir de abril cuando el temporal empieza a arreciar y los barcos vuelven a navegar con regularidad, así como los hoteles, chiringuitos, clubs náuticos… reabren sus puertas tras la temporada de monzón. Por tanto, tomad nota: la mejor época para visitar las Islas Perhentian es de abril a septiembre. Y evitar ir de noviembre a marzo.

Por estos motivos, bajamos de la nube y decidimos sonreírle a las posibilidades que se nos presentaban delante. ¿Y porqué no Singapur? Y así fue, dicho y hecho. Compramos un billete de autocar nocturno y viajamos toda la noche.

¡Ai!, pero ingenuos nosotros, creíamos que todo sería tan sencillo. Y tan sencillo puede ser, pero entonces un viaje no sería un viaje, y una aventura no sería una aventura si no sucediesen ese tipo de cosas que acaban acompañándote para siempre como las mejores anécdotas de un viaje y de una vida.

Lo que nos sucedió fue que el autocar en el que viajábamos desde Georgetown a Singapur nos dejó tirados en la frontera. ¡Así que cuidado! cuando quieres cruzar de Malasia a Singapur en autocar, hay que hacer dos paradas, una en la frontera malaya y la otra en la frontera singapurense (salir y entrar en países distintos, con los trámites que ello requiere). Entre las dos fronteras debes tomar el autocar de nuevo. Para hacer estos dos trámites solo dispones de 20 minutos (cosa de la que nos enteramos después), si no el autocar no te espera. Lo que leéis. Así que, si hay mucha gente en la cola para que os sellen el pasaporte, o bien avisáis al conductor de que vais a tardar más y que os espere, o bien pedís que os dejen colar. De otra forma, puede ser que el autocar no espere y se vaya, como nos pasó a nosotros en la segunda frontera, la de Singapur.

Tras media hora buscando el autocar y nuestras caras de incomprensión, admitimos que nos habían abandonado y que debíamos buscarnos la vida. Lo que vino después fue conseguir moneda local, comer algo y preguntar a todo el que nos cruzábamos cómo podíamos llegar a la ciudad. Finalmente nos aclaramos, cogimos dos autobuses y en un par de horas llegábamos a la capital del país: Singapur.

Os dejamos un vídeo de nuestra visita exprés a Singapur. ¡Esperamos que os guste!

Por si quieres seguir leyendo:
Between Cambodia and Laos Caminamos entre los templos y las raíces de Angkor, pedaleamos bajo el sol abrasador de Siem Reap, divisamos delfines de río en Kratie, nos bañamos en...
Terima kasih Indonesia Le damos las gracias a Indonesia, un país que nos acogió, nos sonrió y nos regaló paisajes asombrosos como la laguna del volcán Ijen, ceremonias impac...
Vídeo de Sri Lanka Y por fin, el vídeo de nuestro viaje por Sri Lanka. Aquí va un trocito de lo que han sido estos 23 días de ruta, calor, playas, atardeceres, sonrisas,...

2 Comments

  • Reply Helena 31 marzo, 2016 at 22:17

    Me parece súper interesante! Si voy a Singapur en autocar lo tendré en cuenta!

  • Reply Raquel 2 abril, 2016 at 11:21

    Alba!!!!! me encanta ese momento de …. tiendas… Gucci….. Chanel…y tu cara! jajajaja y sobre todo la de Javi,..en plan… nononono… vamonos! 😉
    Lo mejor? ese momento de paron para comer, de vuestra meditación, esos momentos juntos en el tronco… yoga time!!! como os admiro!!! next stop……..? 🙂

  • Leave a Reply